Constituyente abrazará banderas de lucha de las mujeres venezolanas

Hace 10 meses.

La vicepresidenta de Instituto Nacional de la Mujer (Inamujer), Rebeca Madriz, notificó que la Asamblea Nacional Constituyente es una experiencia significativa que “abrazará las principales banderas de lucha de las mujeres venezolanas, concentradas en la agenda construida durante los encuentros del Congreso de la Patria desde el año 2016”.

“Este es un aporte de los sectores femeninos; especialmente, en esta tarea que nos ha asignado el presidente Nicolás Maduro para construir un capítulo de derechos humanos de las mujeres, que permita constitucionalizar las conquistas de los últimos años, blindar los derechos consagrados en la Constitución de 1999, así como poner en debate nuevas propuestas en sintonía con la coyuntura país”, enfatizó.

La joven funcionaria señaló que las propuestas vienen de distintas “columnas” del movimiento de mujeres, y sus distintos mecanismos de organización: “mujeres con discapacidad, jóvenes, estudiantes, campesinas, mineras, petroleras, científicas, trabajadoras del hogar, empresarias, artesanas”.

“Es nuestra agenda de lucha, nuestra agenda específica, y la ponemos en el debate. Porque, si algo agradecemos es que, pese a las circunstancias, la agenda de las mujeres no ha sido sacrificada. La Revolución Bolivariana ha mantenido a las mujeres en un primerísimo lugar”, valoró Madriz, durante el programa Derechos humanos en Revolución, transmitido por radio Miraflores.

Dijo que una de las propuestas es “incluir, de manera expresa, en la Constitución, la violencia contra la mujer como una violación de los derechos humanos”. Refirió que este tema debe estar unido a un sistema de protección a las mujeres víctimas de la violencia que dé respuestas más efectivas y contundentes, a la luz de lo que ha sido la experiencia de los últimos años.

“Garantizar el enfoque de género en todos los niveles; crear un sistema de planificación familiar; asegurar el derecho al parto humanizado; apuntalar la paridad de género con alternabilidad política, así como el acceso igualitario a los créditos y a la tierra; son algunas de las propuestas que queremos queden plasmadas en la carta magna venezolana”, detalló.

En su intervención, la también coordinadora del Congreso de la Patria, Capítulo Mujer, recordó que el Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019 prevé continuar la implementación del Plan de Igualdad y Equidad de Género “Mamá Rosa” 2013-2019, “creado con el método chavista de la planificación pública, empleado igualmente en la construcción del Plan Nacional de DD. HH.”.

“La Constitución de 1999 es paradigmática con la garantía de la igualdad real y sustantiva entre hombres y mujeres. Pero más allá: el Plan Nacional de Derechos Humanos evidencia que el compromiso de la Revolución Bolivariana es indiscutible con los derechos humanos de las mujeres”, indicó.

A propósito de la igualdad sustantiva, agregó que otro de los elementos de “primer orden” a considerar en el amplísimo debate de la Constituyente está vinculado a la carga de trabajo que se le ha atribuido a la mujer, dentro de las relaciones patriarcales.

“Tenemos el reto de disminuir la carga de trabajo de las mujeres venezolanas. Mientras los hombres trabajan 8 horas, las mujeres trabajamos 14 horas, producto del cuidado de la familia y del hogar. La idea es avanzar en un modelo de sociedad con relaciones sociales más igualitarias”, instó.

La vocera de Inamujer además se refirió a un elemento que, a su criterio, es ineludible para revisar en la Constituyente: “La violencia de género con fines políticos, expresada dentro de la guerra no convencional de la que hemos sido víctimas y que ha puesto a las mujeres en primera fila. No debemos olvidar el asesinato sistemático de lideresas del chavismo, en los años 2015 y 2016, con métodos paramilitares, que buscaban desmovilizar el rol de las mujeres en las instancias de base”.

 

T/Prensa Consejo de DD. HH.

Lo sugerido